Mandioca para Porteños

La mandioca es un gran permitido, porque aunque tiene muchísimos hidratos de carbono, no tiene gluten, y además aporta algunas vitaminas  y minerales (incluido calcio). Pero lo cierto es que a los porteños, y a quienes vivimos más lejos de las latitudes caribeñas,  la mandioca (o yuca) nos resulta de lo más extraña, y recién en este último tiempo está apareciendo en las góndolas de más barrios. Y cuando la vemos en el súper, lo primero que nos pasa es que ni siquiera sabemos cómo elegir, y menos aún cómo prepararla.  Este breve post va entonces para completar las preparaciones del recetario elemental.

Comprar y conservar: Comprar mandioca firme o incluso dura, y conservar en lugar fresco. Tiene consumirse rápido porque se echa a perder en seguida. Pelada y cortada, puede guardarse en el freezer, y dura más.

Usos: Como la mayoría de los básicos tiene mil posibilidades: conviene recurrir a recetarios de cocina latinoamericana y/o brasilera. Se la usa hervida, o frita como sustituto de la papa (hay chips de mandioca en vez de papas fritas); o pisada para hacer un puré que se usa en postres. En México, se hace el Puchero, con carne y verduras haciendo hervir todo hasta que la mandioca se ablanda, resultando un caldo sabroso. Similares recetas hay en la comida peruana. En Venezuela, Colombia y República Dominicana se utiliza para preparar el Cazabe, un especie de pan que ya hacìan los nativos; en Brasil se hace el Pan de Mandioca, unas tortillas muy finitas.

NUNCA COMER CRUDA, porque libera compuestos tóxicos que desaparecen con el calor.

HERVIR SIEMPRE PRIMERO: Se pone a hervir pelada, cubierta de agua, con una cucharada de sal, hasta que ablande (aprox.15 minutos). Luego se puede usar como las papas:

–       Prensar para hacer puré

–       Hacer pasta para ñoquis

–       Extraer la fibra central y cortar en bastones o chips y freír

–       Extraer la fibra central, y cortar para agregar a ensaladas.

TIP: los CHIPS de mandioca (paquete como de papas fritas, bah)  en general se venden en las dietéticas que traen también golosinas o “kiosco” para celíacos. Evaluar cómo se las ofrecemos a los chicos que son tan visuales que comen por “el paquete”. Mi hijo los comía al principio. Pero ya los identificó como comida “rara”, y ahora no los quiere!!! 

Ah la globalización… la mandioca es riquísima, pero… lo que daríamos por unos simples fideos de la nonna!!!  😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Escribe tu e-mail para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 121 seguidores

  • 146.918 amigos nos visitaron
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: